Los duendes – Visibles otra vez (III parte)

  • ¿Vamos a jugar a la cancha ahora en la tarde?
  • Listo, consiga la gente y me llama para que juguemos un buen rato.

Jugar en la cancha significaba que cada uno de los familiares de quienes iban a recrearse subía con sombrillas y con los tarros de agua para ver el partido que se jugaba en el barrio, entre amigos pero siempre polémicos, divertidos  y claro está con todo el respeto que cada uno merece.

Hace 8 días llamaron los muchachos:

  • Entonces, a las 4 de la tarde porque el resto de la gente no puede más temprano.
  • Listo, me arreglo y en un momentico subo para echarle aire a los balones.

Quince minutos más tarde me llama alguien y me dice, no salga de la casa porque esto se va a prender… y claro una fuente de confianza nunca falla. A los cinco minutos de haber recibido la llamada doy varios pasos para salir a la puerta y al frente de mi casa….

  • Plaplaplaplaplaplaplaplaplaplaplapla, se prendió esto y ahora si vamos a ver quién es quién. Dijo un duende.
  • Plazplazplazplazplaz. Respondieron desde el otro lado.

Viernes 8:00 p.m. y desde que me baje del colectivo hasta que llegue a mi casa conté solamente 3 personas en lo largo del trayecto hacia mi casa.

Sábado 10:00 p.m. 8 personas en lo largo del trayecto.

Hay miedo de ir a la biblioteca, miedo de ir a estudiar, jugar, trabajar, salir a comprar un mercado porque en cualquier momento estalla el enfrentamiento no solamente entre los mismos duendes, si no también frente a las autoridades de seguridad.

Compadre no puedo subir porque mi hermanito esta solo en la casa y los duendes están totalmente armados al frente de ella, dígale a los compañeros que traslademos la reunión.

Primo dígale a mi tía que salga por mí que necesito llevarle unas cosas a la abuela y como los duendes no me distinguen de pronto me hacen o me dicen algo, subo en diez minutos.

Andrea dígale a mi mamá que salga por mi porque si sale mi hermanito de pronto le pasa algo o los duendes lo agreden.

De nuevo las mujeres son protagonistas de una lucha que hace algunos años marcó sus vidas por completo. Los hombres que trabajan se dedican a madrugar y a tratar de salir temprano de su trabajo porque la situación ahora no está para entrar tarde a la casa. Quienes estudian ruegan y rezan en clases para que no hayan tiroteos en los intermedios del día, porque si los hay quienes deben salir a arriesgar todo son las madres, los hombres se resguardan para no ser confundidos por duendes que ni siquiera son del territorio y no llevan habitando éstas tierras más de un año.

¿Qué sentimiento nos genera lo que está pasando?

Se resume en tristeza, Miedo, Angustia y una vida llena de obstáculos para muchos de nosotros quienes debemos aguantar lo que pasa porque simplemente no hay un lugar donde estar tranquilo, los duendes se apoderan poco a poco de los lugares que eran habitables en el área metropolitana, ahora no sabemos qué pasará; algunos duendes han caído y gracias a Dios los inocentes seguimos resguardados esperando a que termine lo que alguna vez comenzó.

¿Será que están en conflicto porque es año electoral?

¿Cambio de poder, cambio de vida?

Anuncios

9 comentarios sobre “Los duendes – Visibles otra vez (III parte)

Agrega el tuyo

  1. Sady, maluco esos duendes otra vez saltando y haciendo daño tan cerca.

    Lo peor, y sin seguir con alegorías, es que literalmente cada vez que el reloj marca la cercanía a la media noche aparecen uno o dos (no sé sus cantidad exacta) saltando sobre el tejado del patio de ropa posterior que hay en mi casa… Desconozco para qué… ¿Para ocultarse? ¿Para acechar a alguien? ¿Para consumir algún elíxir malevo? ¿O para fraguar más cochinadas contra la comunidad?… ¡¿Quien se asoma pues?!.

    Espero que, como con los mitos hoy en día, desaparezcan de nuestro diario ir y venir y reine la utópica calma que se creyó venir hace 6 años, tan “eterna”, para La Loma.

    Concluyo en pensar que la violencia es una moda: Cíclica, impulsada por los medios, causada y patrocinada por distintos tipos de consumo y con un color distintivo sobre la faz de la tierra.

  2. Y el partido, nada. Sorry.
    “Esperemos a ver si mejora” Esa frase la leí en un blog la semana pasada.

    Ustedes merecen tranquilidad y seguro que llegará ese día.

    Un abrazo!

  3. Saludos,

    mi nombre es María Rodríguez (lasindias.coop), en este momento estoy desarrollando un proyecto para la cumbre eurolatinoamericana. Se trata de hacer un mapeo de red de los principales blogueros del continente de
    modo que la Secretaría de Estado para Iberoamérica del Gobierno español pueda enviarte aquellas propuestas y acuerdos intergubernamentales que entren en relación con tus temas habituales de trabajo.

    ¿Podrías enviarme una dirección de email así como nombre y apellido (puede ser un alias si lo deseas) para agregarte al mapeo?

    Un saludo y muchas gracias

    María

  4. Dene, que buen escrito.

    Duele ver que esto pase de nuevo. Bastante penastiva me dejan las preguntas con las que cierras tu post!! Tristemente no pienso que solo sea por eso. Ya hemos escuchado (en muchos espacios) eso de “Los actores armados nunca se terminaron de ir”.

    Saludos,

    Cati

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: